Semana Santa en Granada

admin June 12, 2015 Comments Off
Semana Santa en Granada

Por Morgan Smith

He pasado muchas Semana Santas en diferentes partes del mundo, pero la mejor de todas es la de Granada.

Dale Limosna, Mujer
Que no hay en la vida nada
Como la pena de ser
Ciego en Granada

En mi opinión, Granada es la ciudad más fascinante de España. Primero, está la Alhambra, un castillo/fortaleza construido en el año 889, restaurado en el siglo once, y convertido en un palacio real en 1333 y ahora un “ World Heritage Site de UNESCO” y uno de los más importantes sitios turísticos de España. Pero hay mucho más –otros sitios históricos, música, restaurantes excelentes y la hospitalidad sin igual de la gente andaluza. Las playas están a una hora de Granada y al noreste de ésta se encuentran las dos montañas más altas de la España continental. Además, hay numerosos pueblos interesantes alrededor de Granada como Moclín, Montefrío, Salar, Guadix y Marchal.

Estuvimos allá para Semana Santa, un ritual de muchísima belleza. Los penitentes con sus túnicas de colores brillantes y sus sombreros cónicos; las mujeres vestidas en negro con sus mantillas, velas muy largas en sus manos; las bandas de música con sus tambores y cornetas penetrantes; los niños distribuyendo pequeñas tarjetas de sus iglesias; jóvenes con lámparas llenas de incienso; los costaleros que llevan los enormes pasos (a veces hay cuarenta costaleros por paso); y por supuesto, los pasos con estatuas de Cristo y La Virgen que representan su iglesia. Es una experiencia muy poderosa aun para nosotros que no son, ni católicos, ni personas que asisten regularmente a la iglesia.

Mi esposa y yo hemos visto muchas Semanas Santas –Caravaca de la Cruz y Lorca en Murcia, Valladolid en el norte de España, Sevilla en donde se celebran las procesiones más celebradas, Ronda y Guadix, dos pueblos más pequeños; pero Granada es la mejor de todas, y hay sus razones.

Primero, por lo mucho que hay para ver y hacer en Granada. Segundo, aunque es la temporada más activa del año, la gente de Granada es siempre alegre y amistosa. Es siempre un placer estar con ellos.

Aún más importante, se pueden ver las procesiones con mucha facilidad, aunque la ciudad esté llena de espectadores. Aunque cada procesión sale de su propia iglesia, todas tienen que pasar por la catedral principal. Por lo tanto, tienen que subir por el muy estrecho callejón peatonal, Jáudenes. Este callejón está ubicado a solamente dos cuadras de nuestro hotel, la Reina Cristina, un hotel excelente con buenos precios, habitaciones muy cómodas y buena comida.

En el callejón Jáudenes, se puede alquilar una silla por la noche por 7 Euros para poder sentarse cómodamente y con una vista perfecta. Patricia, la señorita encargada con la renta de las sillas también puede proteger tu vista. Y cuando pasa la procesión, pasa tan cerca que se puede tocar el paso. Otro beneficio es la amistad que puedes hacer con los otros sentados a lado de tu silla.

Para mí, poder sacar fotos en un sitio tan cómodo es una maravilla. Después de las procesiones, se puede ir a la Plaza Bib-Rambla donde hay numerosos bares y restaurantes y muy buena comida. En total, es una experiencia que no se puede olvidar. De hecho, estamos planeado nuestra visita para 2016.

Comments are closed.

Find us on Facebook

Tweets