Peyton Manning: Un rey que vive en Denver

admin January 9, 2015 Comments Off on Peyton Manning: Un rey que vive en Denver
Peyton Manning: Un rey que vive en Denver
Redacción/ CASA Magazine

Peyton Manning es el mejor pasador que hay en el fútbol americano. El mariscal de campo de los Broncos de Denver, obtuvo ese título además de superar la marca de pases, o “touchdowns”, del legendario Brett Favre. Manning ha ganado todos los premios individuales que un jugador de la NFL puede alcanzar. Y todavía puede batir otros records dentro del fútbol americano, incluido ser el primer mariscal de campo que logre títulos de Super Bowl con dos equipos diferentes. Manning estuvo a punto de dejar el deporte en 2011; los Broncos le dieron la oportunidad que necesitaba para mostrar que su brazo se mantiene como el más poderoso y eficaz de la NFL.

La vida del actual mariscal de los Broncos de Denver, Peyton Manning, siempre ha estado vinculada al fútbol americano. Nació en Nueva Orleans en 1976, en el tiempo que su padre, Archie, se desempeñaba como mariscal de campo de los New Orleans Saints. Archie luego pasó a los Houston Oilers y a los Minnesota Vikings. Por otra parte, Eli, el hermano menor de Manning, es el actual mariscal de campo de los New York Giants. Eli consiguió ganar el Super Bowl del 2008, solo un año después que Peyton lo ganara con los Colts de Indianápolis en la temporada de 2007.

Los hermanos Manning son los únicos hermanos de la historia en conseguir dos Super Bowls de manera consecutiva. Pero, Peyton posee todos los premios individuales que puede soñar con tener un jugador de la NFL, incluidos cinco trofeos del Más Valioso de la liga, además de un anillo de campeón del Super Bowl 2007. En el 2014, Manning ha superado la marca de los 508 “touchdowns” que estaba en poder del legendario Brett Favre.

Una crisis

Pocos podían imaginarse, incluido el propio jugador, que él llegaría a ser el mejor pasador de toda la historia de la NFL. En el 2011, Manning estuvo a las puertas de la retirada por la grave lesión de cuello que le costó pasar cuatro veces por el quirófano. Fue dado de baja por los Colts de Indianápolis, con los que había estado las 13 temporadas de su carrera profesional. “La verdad, dudé sobre si podría regresar porque los médicos no podían decirme nada definitivo. Creo que se trató de una cuestión de fe y de confianza”, admitió Manning.

Los Colts sustituyeron a Manning por el novato Andrew Luck. “Con 35 años y la indecisión que mostraban los doctores era entendible lo que hizo el equipo”, afirmó el mariscal de los Broncos. Sin embargo, Manning se había ofrecido a quedarse de suplente y mentor de Luck, a cambio que le respetasen el contrato de los 28 millones que tenían que pagarle. Pero, su fortuna cambió con la llamada que le hizo su amigo, John Elway.

Llamada de un amigo

Elway, convertido en gerente general de los Broncos, le ofreció un contrato por cinco años en el cual le daban 96 millones de dólares. Los Broncos asumían el riesgo de fichar a un jugador lesionado. Pero, ese fue el espaldarazo que Manning necesitó para pasar del estar al borde de la retirada o una suplencia de oro, a comenzar un cuidadoso programa de recuperación que le permitió su regreso triunfal en septiembre del 2012, e iniciar una segunda etapa de ensueño.

Con su desempeño y liderazgo, Manning ha convertido a los Broncos en el mejor equipo ofensivo de la NFL. Además, ha superado las marcas históricas de 55 “touchdowns”  y de 5.477 yardas en una campaña,  la del 2013. Este proceder le hizo merecedor del título de Deportista del año 2013, que otorga la revista especializada “Sports Illustrated“.

Habla el mariscal

“Todas estas estadísticas lo único que me generan es gratitud por aquellos compañeros y entrenadores que me ayudaron a crecer y a ser mejor como profesional, que siempre busca en el campo el triunfo”, declaró Manning al concluir el partido frente a los 49ers de San Francisco, a los que castigó con cuatro “touchdowns”, incluido el de la marca de los 509, que lo anotó el receptor abierto Demaryius Thomas.

Manning se siente honrado con su nuevo título porque ha podido darle todavía mayor prestigio a la posición de mariscal de campo y unirse a la lista de nombres legendarios como John Unitas, Terry Bradshaw, Joe Montana, John Elway, Dan Marino y Favre, entre otros. “Es algo grandioso el poner tu nombre al lado de figuras que me sirvieron de guía en mi desarrollo como jugador cuando era un niño, eran mis ídolos”, declaró Manning.

“La marca es más especial que otras porque los pases que he lanzado nos han ayudado a ganar muchos partidos y hemos dedicado un gran trabajo a la hora de conseguirlos”, agregaba el deportista. Nadie dentro de los actuales mariscales de campo de la NFL, incluidos seguros miembros del Salón de la Fama como Tom Brady, Drew Brees y la joven promesa Russell Wilson, cuestionan que Manning sea el mejor pasador que hay en la liga.

Busca la excelencia

Es cierto que Manning se aprovecha de una era de fútbol americano ofensivo que se vive dentro de la NFL que no tuvieron otras leyendas. Pero Brady y Brees, que son contemporáneos, no han sido tan productivos en la faceta de los pases de anotación. El que mejor definió a Manning fue el propio Favre, quien al valorar el hito de batir su marca, dijo que nada le sorprendía de Manning. “Su única ambición es la excelencia y eso es lo que lo hace todavía más especial”, dijo Favre.

Tanto, que si cumple los cinco años de contrato con los Broncos, otras marcas, hasta ahora intocables en futbol americano, podrían ser superadas por el nuevo rey de los pases, incluidas la de más yardas por aire, que también está en poder de Favre con 71.838. Manning, que actualmente tiene 69,691 yardas, 2,147 menos que Favre, podría batirla en la temporada del 2015 si mantiene el promedio de casi 5.000 que ha logrado en tres temporadas desde que llegó a los Broncos.

Todo parece indicar que así será porque en la presente temporada termino con 4,727 yardas. Y como expresó Favre, nada de lo que ha conseguido Manning va a generar sorpresa, incluido el poder ser el primer mariscal de campo que logre títulos de Super Bowl con dos equipos diferentes, que ahora es el gran sueño deportivo que Manning persigue.

 

Hablan los guardianes de Manning

Louis Vásquez y Manny Ramírez son los dos jugadores de los Broncos a los que les toca proteger a Peyton Manning en el campo de juego. Estos dos  jóvenes, que estudiaron en Texas Tech, nacieron en los Estados Unidos pero sus familias provienen de México. Hablaron con CASA Magazine y nos expresaron lo que significa para ellos jugar con este gigante del futbol americano. 

Louis Vasquez, No. 65

“Es un honor para mí el jugar con uno de los grandes de la NFL. Es una increíble bendición el poder jugar junto a él y protegerlo”.

Manny Ramirez, No. 66

“Yo nunca había jugado con alguien que liderara un equipo como él lo hace. Él hace que tú eleves tu nivel de juego y quieras mejorar. Y él no tiene que decir nada. Sólo su presencia es suficiente para hacer que tú quieras jugar a un mejor nivel”.

English Version »

Comments are closed.

Find us on Facebook

Tweets