Nuevas parejas del siglo XXI

admin February 12, 2015 Comments Off on Nuevas parejas del siglo XXI
Nuevas parejas del siglo XXI
Redacción/Casa Magazine

Infinidad de parejas disfrutan el Día de San Valentín en todo el mundo; pero no todas ellas encajan dentro de los modelos del tradicionales del noviazgo, pareja de hecho, o matrimonio. La psicóloga María Pereira Reis explica cómo funciona cada tipo de relación y cuáles son sus puntos fuertes y débiles. Lea para ver si su relación se parece a algunas de las modalidades de estas parejas del siglo XXI.

Juntos el fin de semana

Según Pereira, las relaciones del tipo “juntos el fin de semana” funcionan bajo el concepto de “luna de miel” cada “weekend” y suelen estar conformadas por adultos entre 25 y 35 años, que están desarrollándose como profesionales. “Muchas veces deben viajar continuamente o estar durante algún tiempo en lugares diferentes a los de su pareja, con lo cual, acuerdan verse el fin de semana como recompensa por estar toda la semana separados”, indica la experta.

“Un  punto fuerte de estas parejas es que se alarga la fase de enamoramiento, ya que la ausencia de la otra persona permite que, al volver a verla, percibamos su presencia como si fuera la primera vez “, añade. “Pero sus miembros se pueden volver celosos, inseguros, y egoístas con su espacio individual. Y hasta se vuelven infieles. Hay poco compromiso”, explica la experta.

Amigos con derecho

“Los amigovios, mantienen relaciones sexuales dentro de un vínculo de menor compromiso formal que un noviazgo. Se trata de una relación amorosa y erótica”, según Pereira. “Los amigovios no piensan en el futuro. Son parte de una relación en la que abundan la exploración, las búsquedas y el sexo, en la que todo vale, excepto enamorarse”, enfatiza.

“Los amigovios, antes que nada, son amigos, y deben corresponder a todas las necesidades que la amistad conlleva.  Tiene la honestidad de decirle al otro que la relación ha finalizado”, indica la especialista. “Aunque parecen ser relaciones simples, son sinónimo de complejidad, por las reglas intrínsecas, el lenguaje adulto y desprejuiciado, la cabeza abierta y demás cosas que las hacen únicas e intransferibles”, precisa.

Cada uno en su casa

De acuerdo a Pereira, los miembros de las parejas “cada uno en su casa” suelen superar los 40 años de edad, son monógamos y poseen un vínculo estable y duradero. Casi todos ya estuvieron casados y muchos tienen hijos y eligen compartir la vida con el otro, pero sin el desgaste de la convivencia, viéndose, al menos, dos noches por semana.  “Comparten noches, momentos especiales, viajes, vacaciones, fines de semana y, tiempo con los hijos del otro.

En opinión de Pereira, la base de esta relación, en la que hay un compromiso afectivo,  “es respetar el disfrute o la necesidad de contar con espacios propios físicos o psíquicos (vivienda, orden o desorden, amistades, manías, pasiones, hobbies, o tiempo a solas o con los hijos) sin sentir que haya que abandonarlos por estar en pareja”. Los que practican esta relación no quieren satisfacer  su necesidad de independencia.

Relaciones ‘en línea’

“Las páginas para conocer gente y las redes sociales se han convertido en un método habitual para encontrar a alguien especial. Allí se produce una conexión, una afinidad, un encuentro entre dos personas que encajan bien, que es real y el que se produzca a través de una pantalla no la hace menos válida”, explica Pereira. “resulta más fácil hablar sobre uno mismo, porque no tenemos al otro delante. No nos tenemos que enfrentar a su mirada, a sus réplicas’, dijo.

Pero según Pereira el peligro de este tipo de relaciones es que “es fácil idealizarlas, ya que si esa persona con la que conectamos hace comentarios ingeniosos o inteligentes o tiene una foto de perfil atractiva,  podemos imaginar que es el hombre o la mujer de nuestra vida y parece que no tenga defectos, ni problemas”.” Y continuó, “Cuidado. La persona al otro lado del computador, va a jugar sus mejores cartas para vender una imagen poco real de sí misma”.

Comments are closed.

Find us on Facebook

Tweets