Norberto Mojardín, el artista

admin December 5, 2017 0
Norberto Mojardín, el artista

PLANEA EXPONER SUS CREACIONES PLÁSTICAS

Redacción/CASA Magazine

“El Artista” es la frase más acertada para describir a Norberto Mojardín. Este mexicano nacido en Sonora maneja el arte escénico a cabalidad y queda comprobado al verlo en el personaje de “Sasha”. Él es un consumado estilista que resalta al máximo la belleza de sus clientas. Desde hace tres años, ha incursionado con éxito en el mundo de la alta costura. Y recientemente, en su muestra de altares del Día de Los Muertos, se pudo apreciar la calidad de sus esculturas y pinturas, al igual que su devoción por las tradiciones de su país. Norberto planea proyectarse como el gran creador que es. “Yo me siento un artista”, nos dijo.

Norberto Mojardín es un personaje ampliamente conocido. Nació en Nogales, Sonora. Llegó a Arizona a los 10 años y una década después se trasladó a Denver. Él volvió a convertirse en “Sasha” solo para dar un regalo a los lectores de CASA Magazine. El creó ese personaje en 2003, cuando apenas comenzaba su carrera profesional. Como “Sasha”, presentó exitosos espectáculos que llenaron el “Tequila Rosas” y “La Rumba”, centros de entretenimiento en Denver. Todos estos eventos tenían carácter benéfico. Y con “Sasha”, llegó a participar en competencias nacionales de “lip-singing”, o doblaje. Sasha aparece en ocasiones especiales, para honrar a la mujer.

El significado de Sasha

Con “Sasha”, Norberto recrea la época de oro del cine mexicano. “Ella es una vedette de las que cantaban en los restaurantes o cabarés en Ciudad de México” nos dijo. Este personaje disfruta de los boleros de Agustín Lara y Maria Grever; y al mismo tiempo se inspira con las rancheras de José Alfredo Jiménez. “Sasha” baila los danzones de Pérez Prado y las cumbias de la Sonora Santanera. Su repertorio también incluye temas muy contemporáneos. El personaje de “Sasha” se destacó también por interpretar temas de Thalía.

El proceso para producir a Sasha toma unas 5 horas. Así lo pudimos comprobar al ver su preparación para la sesión de fotos que acompaña este reportaje.  “Y la preparación para uno de sus shows se podría llevar hasta 4 meses”, dijo. Norberto es perfeccionista en todo lo que hace. Lo importante es el significado que tiene Sasha para Norberto. “Este personaje representa mi admiración por las mujeres. A todas ellas las veo elegantes, bellas, finas, femeninas, amables. Este personaje representa el canvas que es toda mujer para mí”, aseveró.

Este artista guarda especial afecto por tres mujeres que pasaron por su vida y marcaron momentos importantes. Ellas son Gloria, su abuela; Marisela Moreno, madre de su compañero de escuela secundaria, Mario; y Julie Gallego, actual directora del Ballet Arizona.  Estas tres mujeres contribuyeron a su desarrollo personal en distintas etapas de su niñez y adolescencia. “De Gloria, Marisela y Julie recibí el cariño y el amor maternal que necesitaba. Ellas me guiaron e impulsaron”, dijo.

Recorriendo Sonora

Norberto creció con su abuela. “Luego de la separación de mis padres, ella se hizo cargo de mí. Y no sabía la pobre viejita el paquete en que se estaba metiendo. Yo era muy tremendo de chico”, contó. Esa abuela y ese nieto se hicieron inseparables y recorrieron parte del territorio de Sonora. “Puedo cerrar los ojos y ver desde el tren como pasábamos por aquel paisaje seco y polvoso. Nos movíamos entre Nogales y Estación Ortiz, pasando por Hermosillo”, recuerda. Gloria preparaba comida para ganarse la vida.

“A regañadientes, yo la ayudaba a repartir los pedidos” dijo. Y a la fuerza, Norberto también debía ayudar a Gloria en su otro oficio. “Ella elaboraba las coronas de flores para el día de los muertos. Ella me ponía a estirar ese alambre y a cortarlo de cierta manera…Yo tallaba esos alambres y quedaban perfectamente derechitos”, describe Norberto. Esa interacción le permitió entender el oficio manual de su abuela. “Creo que allí comenzó mi pasión por el arte”, dijo quien en ese momento no superaba los 9 años.

Tránsito por la adolescencia

Norberto contó con Marisela como su ángel guardián durante su adolescencia. “Me dio su mano para que yo practicara atletismo, y participara en el club de arte”. Esa ayuda no fue en vano. Norberto se convirtió en un atleta y adquirió las herramientas básicas para ser artista. “Ella y su hijo Mario, me facilitaron el vivir mi adolescencia cuando asistía al Maxwell Junior High School“, afirmó. Y continuó, “ella me enseñó que las metas se podían alcanzar con esfuerzo”.  Marisela era de origen humilde y al haber estudiado pudo alcanzar un mejor nivel de vida. 

Hacia el final del high school, Norberto descubrió otra disciplina artística. Comenzó a participar en el Ballet Folklórico San Juan, ahora llamado Ballet Arizona, y que dirigía Julie Gallego. “Julie me ayudó a reforzar mi identidad, mis raíces culturales”, afirma. Él aprendió el arte de la danza, mientras al mismo tiempo puso en práctica sus otras habilidades. Creó telones para las puestas en escena y diseñó vestuarios para los bailarines. “Julie me dejaba quedarme horas y horas, y se quedaba ella conmigo. El arte era mi refugio y escape en ese momento”, dijo.

Nuevo destino

Decidió abandonar Arizona, pero vino cargado con las herramientas y el ánimo para triunfar aquí. Denver significó para Norberto un nuevo comienzo. Aquí su trajinar ha sido largo, pero lo ha llevado adelante con mucho esfuerzo, sin descanso, y haciendo uso de su creatividad. Su Beto’s Beauty Salon en Denver es un negocio consolidado que lo ha posicionado como pequeño empresario y experto en el área de la belleza femenina. Norberto trabajó como director de imagen en Univision Colorado por 8 años y con Telemundo Denver por los últimos 6 años. Él también se ha unido a muchas causas sociales, entre ellas la de patrocinar fiestas a quinceañeras de familias de bajos recursos.

Desde hace tres años, ha incursionado con éxito en el mundo de la alta costura. Es un invitado regular al Denver Fashion Week. Sus colecciones son una muestra de su genio. Hace pocas semanas, Norberto utilizó el maíz como elemento dominante en sus piezas de ropa. “El maíz une a todos quienes provenimos del hemisferio occidental. Yo he plantado, cosechado, y cocinado el maíz. Y me sentía atraído a usarlo como elemento de mis diseños. Al emplearlo yo estaba uniendo a los latinoamericanos y a los habitantes nativos de este continente”, dijo.

Un innovador

En otras de sus colecciones, Norberto mostró a una princesa azteca junto al mítico calendario de esa cultura. El diseñador también puso en la pasarela a una modelo representando la danza indígena del venado. Para sus nuevas colecciones, Norberto quiere seguir experimentando. “Soy mexicano, pero también tengo sangre de nativos norteamericanos, de asiáticos y de italianos. Para mí el diseñar es el explorar y admirar esas culturas en particular y muchas otras. En mis colecciones he ido evolucionando al incorporar nuevas influencias” explica el artista.

En el verano del 2017, Norberto introdujo otra innovación a sus diseños. Creó adornos de flores para las cabelleras de sus modelos. “Estas flores están hechas, no con papel, sino con cabello natural. Inventé el material y la técnica para elaborarlas. Para crear las flores uso un proceso muy similar al que aprendí de mi abuela cuando elaboraba las flores para el día de los de muertos”, detalló Norberto. Este diseñador tuvo la oportunidad de mostrar sus flores de cabello natural al público de todo el país al competir por el Southwest National Hair Award.

Artista integral

Norberto está en un continuo proceso creativo. En días recientes, el artista deslumbró al público de la ciudad con una extraordinaria muestra de altares para el Día de los Muertos. Diseñó y elaboró cada elemento de la muestra. Fueron nueve altares de gran formato que coparon los espacios del Mexican Cultural Center. Allí se pudo ver su versatilidad como escultor, pintor y decorador. Destacaron sus catrinas, de tamaño real, elaboradas con papel maché. Y se pudo admirar un mural suyo que acompañaba a los concheros aztecas en forma de calavera.

El artista planea seguirnos sorprendiendo con sus creaciones. “Voy a dedicar más tiempo a producir piezas de arte de diverso tipo. Ese es mi próximo objetivo”, confesó. Y concluyó, “No me veo toda la vida diseñando trajes o arreglando cabello. Soy estilista, diseñador de modas; pero también hago diseño interior, soy pintor, muralista y escultor. Mi sueño es más bien como artista. Yo me siento un artista”.  Y estamos seguros de que Norberto cumplirá su palabra. Este artista está en su mejor momento creativo y llegará a alcanzar sus metas. Le sobra talento.


En la pasarela

Las creaciones de Norberto Mojardín han estado presentes en los eventos de moda de Denver de los años recientes.

¿En qué pasarela quisieras que desfilaran tus creaciones?

NM: Me encantaría colaborar para colecciones de Carolina Herrera y de Vera Wang, diseñadora japonesa de trajes de novia.

¿Has pensado incursionar en el mundo del pret-a-porter, o manufactura de ropa?

NM: Para eso necesito encontrar inversionistas.

¿Quién es un mal ejemplo para la moda?

NH: No tengo a nadie a quien señalar. Cada quien es libre de arreglarse como le guste.

¿A quién quisieras vestir?

NH: A Thalía e Isabel Pantoja. Y si estuvieran vivas, a María Félix y a Sarita Montiel.

¿Tienes planes de incursionar en la moda masculina?

NH: No. Mi inspiración es la mujer. Admiro cómo sienten y sufren y deben sobreponerse a los cambios. 


El arte de Norberto

Norberto planea producir más piezas artísticas de distinto tipo. Es su nuevo plan.


English Version

Leave A Response »

You must be logged in to post a comment.

Find us on Facebook

Tweets