Los tres chiflados

admin March 8, 2016 0
Los tres chiflados

¡Hola mis queridos chismosos! Aquí se reporta el entrometido mayor, con una asignación nueva. Resulta que como esta edición la dedicaron “los patrones” a la política, pues no me ha quedado de otra que seguir órdenes y escribir chismes de los políticos. Jajaja, que irónico, yo que ni puedo votar en este país y me toca opinar, ¡que chido!

Y en búsqueda de “materia prima” para hacer mi trabajo, que voy y me tropiezo con el debate republicano. Casi me quería morir, si es que esto está aún mejor que las bobadas que hacen las celebridades del espectáculo. No vi el mentado debate, pero con todo el material que uno encuentra en Twitter, que bárbaro, es que me morí de la risa. Hay tantos videos y “vines” de estos tres chiflados que no pude evitar de acordarme de Moe, Larry y Curly. ¡Qué recuerdos tan lindos de mi infancia! Pero luego me tocó ponerme serio y escoger mi presa. Y encontré el blanco perfecto: “Donald Trump”, el Moe de la noche.

Resulta que la profunda discusión política de este magnánimo país se ha centrado en un viejo tema que escuchaba desde niño: Hablemos de tamaño. Decía mi abuelito: “Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces”. Pues este viejo antipático y racista presume de todo: De plata, de tamaño, de helicópteros, de hoteles, de que es muy fregón y que va a hacer un muro gigante y que México va a pagar por él. Jajaja, pues ni me quiero imaginar de lo que carecerá el viejito para estar de odioso con medio mundo. ¡Seguro carece de alma! Por mi parte, y solo por esta vez, yo estoy de acuerdo con el gobierno de México: ¡No van a pagar ni muros ni mais! A menos que se pague con las ganancias de la venta de las piñatas de Donald Trump, que al cabo han sido un éxito rotundo, ¡Jajajajaa!

Les cuento que, cambiando de país, pero no de tema, resulta que el presidente de Bolivia, Evo Morales, ya tiene su novela lista, con hijo aparecido y todo. Aparentemente se enteró que un hijo que creía muerto, está vivo y el presi está muy contento y listo para cobijarlo y criarlo. No les digo, que esto parece uno de esos culebrones, con la escena dramática y los lagrimones: ¡Está vivo! ¡Está vivo! Queda claro que, en esto de política, sin importar por donde venga el drama, la realidad definitivamente SUPERA la ficción. ¡Saluditos!

Leave A Response »

You must be logged in to post a comment.

Find us on Facebook

Tweets