Las Dos Fuerzas

admin June 12, 2015 Comments Off on Las Dos Fuerzas
Las Dos Fuerzas

Un jilguerillo cantor, cuyo nido estaba en lo alto de un roble, decidió un día no volver a cantar.

Los que se habían deleitado con sus trinos, le dijeron.

-Por favor…no nos prives de tus melodías.

-Lo he decidido: no cantaré nunca más –aseguró el ave.

Pero he aquí que en un árbol próximo se posó un zorzal que empezó a cantar. El jilguerillo, sin darse cuenta, también entonó sus melodías. Cuando el zorzal se alejó, el jilguerillo, avergonzado, dijo a sus vecinos:

-En lo sucesivo no volveré a cantar. Más en la misma rama se póso una calandria que estiraba sus negras alas adornadas de bellos colores y el avecilla, olvidando su promesa, cantó para ella.

Por dos veces había quebrantado su resolución. Dos fuerzas invencibles le habían empujado a ello: la emulación y el amor.

Comments are closed.

Find us on Facebook

Tweets