La vida privada de Fidel Castro

admin December 12, 2016 0
La vida privada de Fidel Castro

LOS SECRETOS MEJOR GUARDADOS

La vida privada de Fidel Castro siempre fue un enigma. De tal manera que son escasos los detalles que en algún momento han logrado traspasar la espesa malla del silencio.

En su época de estudiante, Fidel Castro conoció a su primera esposa, Mirta Díaz-Balart. Con ella se casó el 12 de octubre de 1948. Al año siguiente nació su primogénito Fidel. En 1954 se divorciaron. Tras el triunfo de la revolución, en 1959, Mirta, descendiente de una adinerada familia cubana, emigró a EE.UU. y el hijo de ambos quedó bajo la custodia paterna.

Fidelito estudió Física Nuclear en la antigua URSS y estuvo al frente del programa nuclear de la isla desde 1980 hasta 1992. Su propio padre lo destituyó del cargo por desavenencias entre ambos. Después, el primogénito ha sido asesor del Consejo de Estado, es autor de varios libros y hubo un tiempo en que aparecía con cierta frecuencia en actividades públicas.

Otra dama de alcurnia

Tras graduarse como abogado, en 1950, y en el apogeo de sus actividades contra la dictadura de Fulgencio Batista, Castro conoció a Natalia Revuelta, otra atractiva dama de la alta sociedad, rubia y de grandes ojos azules, casada con el prestigioso cardiólogo Orlando Fernández. De la relación entre Naty y Castro nació Alina, única hija del difunto dictador. 

Alina no llevó el apellido de su padre biológico. Fue el del médico Fernández quien la reconoció para evitar el escándalo. Alina abandonó la isla en 1993 con una identidad falsa con destino a España y después se trasladó a EE. UU. A partir de entonces se lanzó a exponer sus críticas a Castro y su gobierno. La madre de Alina falleció en EE.UU. en el 2015 a los 89 años.

La primera combatiente

Castro mantuvo una relación amorosa con una guerrillera a quien conoció en la Sierra Nevada en 1957. Se trató de Celia Sánchez, hija de un reconocido médico de la provincia de Manzanillo. Sánchez se convirtió en la inseparable compañera y colaboradora cercana de Castro. Es considerada la mujer que más poder concentró y mayor influencia ejerció sobre él.

Aunque su nombre y su figura aparecían escasamente en la prensa, Celia fue su secretaria, quien se ocupaba personalmente de los más mínimos detalles de su vida diaria. Informalmente era conocida como “La primera combatiente”, en vez de “la primera dama”. Su muerte, a causa de un cáncer pulmonar, el 11 de enero de 1980, marcó fuertemente a Fidel Castro.

Amores fugaces

Además, a Castro se le atribuye un fugaz noviazgo con la mexicana de origen español Isabel Custodio. Castro y la mexicana se conocieron en 1956, durante el exilio del cubano en México. En su libro “El amor me absolverá”, Isabel cuenta que la relación duró nueve meses. Ella asegura que renunció a la propuesta matrimonial de Castro, antes que el regresara a la isla.

Años después, en 1959, la joven alemana Marita Lorenz, viviría un romance con el joven comandante. Según narra ella misma en el documental “Querido Fidel”, la historia terminó mal. Ella perdió el hijo que esperaba de Fidel y abandonó la isla. Fue luego reclutada por la CIA para que envenenara a Castro. Pero, según relató, el amor pudo más que las intrigas.

La señora de Castro

Dalia Soto del Valle fue la pareja de Castro en los últimos 40 años de su vida. Dalia es rubia, de ojos verdes y se deja ver de vez en cuando en público junto a algunos de sus hijos, aunque nunca al lado de Fidel Castro. Desciende de una conocida familia de la clase media-alta de Trinidad y es maestra de profesión.

A pesar del hermetismo que rodea a esta relación, algunas versiones apuntan que Dalia y Fidel se conocieron durante la campaña de alfabetización de principios de los años 60. La pareja tiene cinco hijos varones cuyos nombres comienzan con A: Alexis, Alex, Alejandro, Antonio y Ángel.  Castro tiene otro hijo, Jorge Ángel, nacido de una relación extramatrimonial. Ninguno de sus ochos hijos se ha dedicado a la política.

Leave A Response »

You must be logged in to post a comment.

Find us on Facebook

Tweets