Jacqueline Bracamontes Bella y emprendedora

admin May 15, 2017 0
Jacqueline Bracamontes Bella y emprendedora

Redacción/El Comercio de Colorado

Jacqueline Bracamontes es una tapatía de pura cepa. Salió de su natal Guadalajara para alcanzar la fama, primero como reina de belleza y luego como animadora y actriz. Protagonizó la famosa telenovela ‘Sortilegio”, al lado del actor cubano William Levi. Está felizmente casada y es madre de tres niñas. “Jacky” ahora trabaja para lanzar una línea de cosméticos con su nombre. Nos habló de su libro “La pasarela de mi vida” y le dejó un mensaje a sus adoradas “Chivas”. “El Clausura 2017 lo tenemos que ganar”, dijo.

COMO ARTISTA

Esta actriz mexicana tuvo un ascenso vertiginoso en el mundo de las telenovelas. Entre el 2002 y el 2009, ella dejó al público personajes memorables como Maribel, en “Rubí”; Miranda, en “Heridas de Amor”; Cándida, en “Las Tontas no van al Cielo”; y María José en “Sortilegio”. La bella artista ha protagonizado tres películas, la más reciente es “Un padre no tan padre”, donde le da vida a “Alma”. Jacqueline aceptó una corta aparición en la telenovela “El Bienamado” que comenzó a transmitirse en los Estados Unidos.

Después de una larga trayectoria, ¿Cuál es tu nuevo reto profesional?

Jacqueline Bracamontes: Mi reto profesional en este momento es la promoción de mi libro. Me costó mucho trabajo y mucho esfuerzo. Fue un año y medio de dedicación y entrega para por fin tener a mi bebe en mis manos, que es “La pasarela de mi vida”. Estoy enfocada en eso.

¿Está entre tus metas el hacer el “crossover”?

JB: En algún momento lo pensé y la verdad es que sí me llamó la atención. Ahora soy mamá de tres niñas y ellas son mi prioridad y mi todo. Soy esposa y ama de casa. Eso lo veo complicado. Pero, si algún día surgiera alguna propuesta pues la contemplaría. ¿Quién le diría que no? Creo que nadie. Yo no saldría a buscarlo. Si llega, lo contemplaría.

Cuéntanos algo sobre tu experiencia en “Un padre no tan padre”.

JB: La película marcó mi vida, personal y profesionalmente. Fue un proyecto super lindo. Estuvimos filmando un mes en San Miguel de Allende. Tenía cuatro meses de embarazo, de mi tercera hija, Renata. Yo estaba preocupada que se notara porque Alma, mi personaje no podía estar embarazada. Gracias a Dios, Renata no se asomó hasta terminar la película. Trabajar con Héctor Bonilla fue lo máximo. Es un gran actor y un gran compañero. Lo quiero muchísimo.

COMO EMPRESARIA

Jacqueline redujo sus compromisos de trabajo para dedicarle más tiempo a su familia. La actriz abandonó completamente las telenovelas y se concentró en animar las temporadas de “La Voz’” en México. A medida que sus hijas fueron creciendo, ella asumió el papel de juez en el programa de “Nuestra Belleza Latina” de Univisión y asumió la conducción de programas especiales como la entrega de los “Grammy Latinos”. En este tiempo, ella ha dedicado tiempo a desarrollar proyectos empresariales.

Leímos que quieres ser empresaria, ¿puedes revelar cual será tu negocio?

JB: Estoy desarrollando mi faceta como empresaria. Estoy trabajando con mis socios coreanos para traer unos productos de belleza con mi nombre a México. Serán productos cosméticos para la cara. Y mi línea de zapatos. Estos calzados serán elaborados en León, esta es mi línea “100 por ciento mexicana”. Yo pensé que era más fácil y es un proceso largo y de cuidado. Hay que estudiar mucho, pero de verdad que me tienen muy ilusionada esos proyectos.

COMO MADRE

Jacqueline es la madre de tres lindas niñas nacidas de su matrimonio con Martín Fuentes, con quien contrajo nupcias en 2011. Su hija mayor, Jacqueline, tiene 4 años. Carolina, su segunda hija, está por cumplir tres años. Y la menor es Renata, nacida en julio del 2016. La artista y su esposo perdieron un hijo, Martín, que era mellizo a su hija Jacqueline. El bebé falleció a los pocos minutos de nacer. En su libro biográfico, Jacqueline aborda por primera vez ese triste suceso.

¿Qué tipo de madre eres? Descríbete tú misma.

JB: Yo pensé que iba a ser una mama “alcahueta”. A lo mejor después, cuando mis hijas tengan sus novios, y el papá se ponga celoso, sí voy a ser “alcahueta”. Pero, en este momento me gusta educar con amor y al mismo tiempo determino reglas y responsabilidades. Soy muy amorosa con mis hijas. Las lleno de besos todo el día; les digo que las amo. Pero, en cuanto empieza el berrinche, les recuerdo que tienen que hacer algo como parte de su rutina. En ese momento soy una mama estricta.

COMO PAREJA

En “La pasarela de mi vida”, Jacqueline cuenta su historia de amor con Martín. Ella y el empresario mantuvieron un romance por ocho meses hasta que anunciaron su compromiso. Martin, que no tenía relación alguna con el mundo del espectáculo, es aficionado a los deportes de alto riesgo, entre ellos el automovilismo. Antes de conocer a su esposo, la artista había tenido tres relaciones fallidas con el actor Valentino Lanús, el futbolista Francisco ‘Kikín’ Fonseca, y el empresario Fernando Schoenwald. 

¿Cuáles son las decisiones que no tomas en pareja?

JB: Eso es difícil responderlo porque ahora todas las decisiones se toman en pareja. En cuanto a mi familia, a mis hijos, y hasta en cuanto a mi trabajo. Por las fechas, no es tan fácil dejar mi casa e irme. Martín me motiva a que tome las decisiones relacionadas con mi trabajo, con mis proyectos. En mi carrera profesional, yo decido. Nada más, en cuando involucra fechas, o viajes, eso sí tengo que consultarlo con él. Pero, en su mayoría, en cuestión de mi trabajo eso lo decido yo.

¿Qué es lo que más te enamora de Martín Fuentes?

JB: Me enamoró su forma de ser. Él es un gran hombre. Ahora más me ha enamorado el verlo como papa. Es un gran papá. Es muy familiar. Él cuida mucho a su mamá. Es el opuesto a mí, que soy toda tranquila y reservada. Él es mucho más abierto. Es sociable. Es extremo. Es muy divertido. Nos complementamos muy bien por ese lado.

¿Te montarías en un carro de carrera como su copiloto?

JB: Jamás. Ya me subí una vez a su coche en el Autódromo de los Hermanos Rodriguez, en Ciudad de México, y casi me da un infarto. Yo no sé cómo a él le gusta eso de sentir la adrenalina. Yo pensaba que nunca iba a frenar y que me iba a estampar en la pared. Y que allí se acababa mi vida. Yo admiro y respeto lo que él hace; pero, yo no me volvería a subir nunca como su copiloto. 

COMO FANÁTICA DEL DEPORTE

Jacqueline aprendió el amor por el fútbol y por el deporte en su casa. Ella es la hija mayor del ex entrenador del equipo Chivas Rayadas del Guadalajara, Jesús Bracamontes. Su primer trabajo en la televisión mexicana fue como comentarista deportiva en el programa noticioso de Adela Micha. Y luego trabajó como corresponsal de Univisión en el mundial de futbol de Corea-Japón en el 2002. La artista no esconde su fanatismo por el equipo de fútbol de su tierra natal que alguna vez dirigió su padre.

¿Qué mensaje le dejas a tus adoradas “Chivas”?

JB: A mis “Chivas”, el equipo de mis amores, le digo que estoy muy contenta por lo bien que nos ha ido en la actual temporada, El Clausura 2017. Mi deseo es que seamos campeones esta vez. Ya urge. Recuerdo la última vez que fueron campeones. Fue en Toluca y estuve yo allí en el estadio. Así que me encantaría que esta temporada por fin volviéramos a levantar la copa. 

¿A quiénes consideras los tres mejores futbolistas de todos los tiempos?

JB: En primer lugar, debo mencionar a Hugo Sánchez. De seguido debe esta Javier “Chicharito” Hernández. Y para mí, entre los tres mejores debe estar Benjamín Galindo, un “Chiva” de corazón. Toda mi vida yo he sido fan de Galindo. Recuerdo sus golazos de tiro libre.


GUSTO POR LA MODA

¿Cuál es tu diseñador favorito?

JB: Quien me conoce mejor es Nicolás Felizola. Él lleva muchos años trabajando conmigo y tenemos una amistad muy linda. Pero, también debo decir que Benito Santos se ha portado divinamente conmigo desde que lo conocí -gracias a Jimena Navarrete. Nicolás es venezolano, vive en Miami, y Benito está en Guadalajara. Cuando necesito algo más rápido busco a Benito y si tenemos más tiempo, y puedo ir a Miami, busco a Nicolás. También, me ha vestido Alejandro Carlin, otro diseñador mexicano.


Los secretos de belleza de Jacky

Sus principales rutinas

Desmaquillarse

“Así llegue de una boda a las 4 de la mañana, me quito el maquillaje y me lavo la cara”.

Aplicarse mascarillas 

“Me pongo mascarillas una vez por semana. Además, las uso cuando voy a tener algún evento especial. Y siempre me las pongo en casa”.

Visitar al dermatólogo

“Una vez al mes, voy a visitar a mi dermatólogo. La idea es que me ayude a cuidar mi cara”.

Cuidar el cabello

“Me hago un tratamiento regular de mi cabello. Me lo cuido yo misma, en casa”.

Para el desayuno

“Para mí el desayuno es la comida más importante del día. Me gusta comer rico. Me gustan mis huevitos a la mexicana, con quesito panela. O unas “enfrijoladas”, siempre con frutas y un juguito recién exprimido. Cuando tengo prisa, desayuno cereal y yogurt, que es algo rápido. Y cuando estoy en Guadalajara, me encanta ir a desayunar unas “tortas ahogadas”; unos “huevitos rancheros”; o unos “chilaquiles”.

Para ejercitarse

A mí no me gusta ir al gimnasio. Eso de hacer pesas no lo soporto. Más bien me gustan los pilates, que es un tipo de ejercicio muy completo. Además, yo practico el “spinning” y tomo clases de baile. Esto me parece más dinámico”.


Las revelaciones del libro

En “La pasarela de mi vida”, Jacqueline cuenta cómo entró en su vida su esposo Martín Fuentes, tras varios fracasos sentimentales. En particular, la actriz relata su relación con el galán de telenovelas Valentino Lanús. Y da a conocer que mantuvo una corta relación con William Levi, su co-protagonista en la telenovela “Sortilegio”. Su relación con Levy se mantuvo hasta que supo que el galán tendría otro hijo con su esposa Elizabeth Gutierrez. Levy le había dicho a Jacqueline que estaba separado de Elizabeth.


English Version

Leave A Response »

You must be logged in to post a comment.

Find us on Facebook

Tweets