Hablando de Sexo con Dra. Nancy Álvarez

admin February 6, 2018 0
Hablando de Sexo con Dra. Nancy Álvarez

Redacción/CASA Magazine

Nancy Álvarez nos hizo entender lo que significa el “chaca chaca” hablando sin pelos en la lengua y con mucho humor. Por casi una década la vimos conduciendo el exitoso programa “Quién tiene la razón” por Telefutura y Univisión. Ahora participa en el segmento “Sin rollos ni tapujos” en Despierta América. Álvarez tiene propiedad para hablar de sexo. Esta dominicana es psicóloga clínica con un PHD en sexología. “La sexualidad no está entre las dos piernas”, aseguró en entrevista exclusiva con CASA Magazine.

Sexualidad del siglo XXI

En marzo 2017, los investigadores Jean Twenge, Ryne Sherman y Brooke Wells publicaron un artículo en que aseguran que los norteamericanos practican nueve veces menos sexo que hace diez años. ¿Qué opina usted de esa conclusión?

Nancy Álvarez: Tendría que revisar con atención ese estudio y sus conclusiones. No pienso que hay menos sexo, todo al revés.  Creo que hay más sexo, pero es de menor calidad. Se practica más sexo que es casual sin que se cree un vínculo emocional o una relación. Se trata de un sexo rápido que se practica como un deporte. Sin embargo, puede que, en las parejas, matrimonios o uniones conyugales, sí haya disminuido la frecuencia del sexo.

¿A qué se debe esta contradicción?

NA: En este país tuvo lugar la liberación femenina. Las mujeres asumieron nuevos roles y se “empoderaron”. Hay una nueva mujer que el hombre no entiende. A los hombres no los han formado para convivir con ese nuevo tipo de mujer. Y en la vida diaria de una pareja esa incomprensión trae conflictos. Esa confrontación ayuda a tumbar el deseo la pareja. El siguiente paso es el divorcio. Por eso creo que hay que reeducar a los hombres.

¿Tienen, o no, los latinoamericanos más “chaca-chaca” que los norteamericanos?

NA: En el estudio “Hombre y Sexo”, profesores de Harvard demuestran que no hay mayores diferencias en la frecuencia sexual entre los angloamericanos y los latinoamericanos. La diferencia es que los latinos expresamos más los afectos. El sexo es afecto y comunicación. Mientras más sano tu eres y mejores relaciones afectivas aprendiste a tener cuando pequeño, más te va a gustar hacer el amor, porque mejor deseo sexual vas a tener. Ellos no tienen tanto permiso para ser afectivos; las relaciones de ellos son distantes.

Usted ha dicho que el cerebro es el órgano sexual más importante que tenemos. ¿Por cuál razón?

NA: La sexualidad no está entre las dos piernas, en nuestros genitales. La sexualidad está entre las dos orejas, es decir en nuestro cerebro. Los tabúes sexuales; las ideas que nos meten las religiones; los miedos; las angustias, todo eso está en nuestra cabeza. El sexo necesita que tu cerebro esté listo, que tu mente acepte que el sexo es algo hermoso para disfrutarse. Si no puedes ser libre porque tu mente está llena de cucarachas no podrás tener un buen sexo. Debes educar tu mente para tener un sexo “de fuegos artificiales”.

Para avivar el deseo

¿Cuál es el afrodisiaco más efectivo que usted conoce?

NA: La testosterona y el amor. No coma cuentos, no existen otros. Una mujer y un hombre, sin testosterona pueden tener a la pareja más bella al lado y pueden estar enamorados. Pero, sin testosterona no hay deseo. Lo digo por experiencia. Hace unos años me practicaron una histerectomía y yo pensaba que sin útero y ovarios me iba a seguir sintiendo igual.  Y resulta que viví en calvario. Fueron las hormonas bio-idénticas las que cambiaron mi vida y pueden cambiar la de todos ustedes.

¿Cómo determinar que falta la testosterona?

NA: La falta de deseo en el hombre y la mujer es uno de los síntomas. Yo le recomiendo que consulte con un médico y si es uno especialistas anti-envejecimiento es lo mejor. El nivel de esta hormona disminuye naturalmente con la edad. Se estima que a partir de los 35, todos, hombres y mujeres, vamos a necesitar corregir esta disminución de testosterona. Fíjese, las mujeres se divorcian a los 50 y los hombres se van con otra más joven. Esto ocurre porque el sexo ha acabado.

¿Se puede romper el ciclo de envejecimiento y de pérdida del deseo?

NA: En la menopausia se presenta la caída del deseo que viene acompañada de la sequedad vaginal; el mal humor, la irritabilidad, la falta de sueño entre otros síntomas. Yo decidí buscar ayuda profesional. A mis 66 años, duermo bien, no soy vieja gruñona, no tengo resequedad vaginal y tengo una sexualidad plena. Uso las hormonas bio-idénticas y tengo una relación maravillosa con mi pareja.

Otro estudio reciente determinó que la relación sexual se extiende, en promedio, unos trece minutos. Según su punto de vista, ¿cuál es el tiempo ideal para tener buen sexo?

NA: Yo a los 66 años me paso dos o tres horas en eso, y si tengo tiempo, puedo pasar más tiempo. Los domingos es el día oficial del “chaca-chaca”. Nosotros podemos pasar la mañana, al despertarnos y parte de la tarde haciendo el amor. Y usted puede pasar 4 o 5 horas, o hasta días, haciendo el amor en forma continua. Yo recomiendo que, si la pareja tiene tiempo, que siga. Es una decisión de pareja. El sexo rápido no es bueno. 

¿Se requiere algún entrenamiento especial para practicar el sexo en forma prolongada?

NA: Todos podemos entrenarnos para ser multiorgásmicos. Yo aprendí eso en los años 90. Los orientales tienen décadas practicando y difundiendo cómo lograrlo. Para el hombre es de mucha utilidad el aprender a tener orgasmos sin eyacular y además el saber cómo mantener a la mujer en el nivel excitación adecuado para esas jornadas largas. Los que tienen relaciones de “gallo”, con orgasmo rápido puede que no satisfagan a su mujer.

Sexo para ellas

¿Una lección sobre sexo que no les dieron a las mujeres latinas en su casa?

NA: Nos dieron una lección equivocada. Nos dijeron que si queríamos mantener a nuestra pareja teníamos que estar muy atentas a una parte del cuerpo, que era su ombligo. Que usted tenía que darle comida buena. Pero, las abuelas se equivocaron. Debían mirar unos centímetros más para abajo. Se les olvidó decirnos que el hombre no juega con el sexo. No crea nunca que, si usted no satisface a un hombre en la cama, y no lo hace sentirse deseado y lo busca y lo hace sentir fuegos artificiales en la cama, él se va a quedar allí.

Sexo para ellos

¿Tres estrategias con las cuales el hombre puede dar placer a sus parejas?

NA: Baje al pozo. Una mujer para tener un orgasmo necesita ser estimulada directamente en el clítoris. El estímulo puede ser oral o táctil como la masturbación. Puede darle placer masturbándola. Además, el hombre no debe olvidar que si la mujer no está conectada emocionalmente, no va a responder sexualmente. La mujer necesita sentirse amada, cortejada. Somos adictas al romance. Si usted vive peleando con su pareja y la maltrata es muy difícil que ella le responda. Lo principal es crear un vínculo de respeto y de amor con su mujer.

¿Una lección de sexo que no le dieron a un hombre latino en su hogar?

NS: Deben saber que las mujeres quieren que el hombre sea más que el protector, proveedor y preñador. La mujer necesita afecto y los hombres son analfabetos emocionales. Ellos no tienen la culpa. La sociedad y la familia tienen que educarlos. El hombre tiene que hacer su liberación y desarrollar su parte femenina para ser más dulce y cariñoso; para escuchar a su esposa; para decirle te quiero; para darse permiso para llorar.

Movimiento #MeTOO

¿Cuál es la principal lección que ha dejado el movimiento #MeToo?

NA: Yo no estoy de acuerdo con el acoso sexual y menos con el abuso sexual en cualquier de sus formas. Tengo varias décadas combatiendo esos males. Tampoco estoy de acuerdo con que las mujeres sean ciudadanos de segunda categoría. Pero tampoco puedo estar de acuerdo con los excesos y el terror que se ha creado. Tengo conocimiento que grandes corporaciones en los Estados Unidos le están pidiendo a los empleados que no se les ocurra enamorar a compañeras de trabajo. ¿Dónde se fue la seducción? ¿Dónde se fue el enamoramiento? ¿Dónde se fue que un hombre respetuosamente te tire un piropo? ¿Es que no va a quedar un títere con cabeza? No estoy de acuerdo.


Felices los 4

El popular tema interpretado por Maluma ha traído a la discusión pública el tema de la infidelidad y su alcance.

¿Se debe perdonar una infidelidad?

NA: Una cosa es una aventura y otra es una traición emocional al tener otra relación. A la aventura no le doy mucha importancia. Si usó condón, con jabón y agua se quita. Cuando hay implicación emocional y el hombre está enamorado de la otra, hay que evaluar hasta qué punto estuvo confundido tratando de que su mujer le hiciera caso. Ver hasta qué punto le tiene miedo a la intimidad y busca a una tercera persona como escape. La mujer tiene que analizar qué hizo ella para permitir que entrara la tercera persona.

¿Y si llega la cuarta persona? 

NA: La infidelidad femenina es ahora más frecuente. Pero, las mujeres difícilmente somos infieles si estamos profundamente enamoradas de otro. Para los hombres es más fácil ser infieles porque ellos tienen divorciado el sexo del afecto.


Sexo sadomasoquista

La proyección de las películas “Fifty Shades of Grey” y su saga “Fifty Shades Darker han creado un debate sobre el las prácticas sexuales con sadomasoquismo y dominación.

¿Qué opina sobre las prácticas masoquistas de la película “Fifty Shades of Grey”?

  

NA: Esa película es pornografía barata. Lo que vemos allí es una modalidad de sexo tóxico. El éxito de esos libros y las películas que se basan en ellos, son parte de la “hipersexualización” de la sociedad norteamericana. Ese tipo de relación sexual allí descrita se basa en el dolor, en el abuso, y en la explotación de la pareja. Ese tipo de relación no tiene nada que ver con el sexo que se basa en establecer una relación de amor.


Vida sexual plena

Álvarez contrajo matrimonio con el médico Álvaro Skupin, de origen colombiano. “Él no me gustaba al principio, porque yo veía que trabajaba mucho, que nunca tenía tiempo. Hasta que en una fiesta lo vi bailar y me conquistó. Es un caballero, atento”, dice. “Todo fue rápido. Él me dijo que ya no éramos niños, que nos conocíamos y que él estaba seguro de que quería morir a mi lado”, cuenta. Y la boda fue por partida doble. En 2012, contrajo matrimonio en Orlando, Florida. Y en 2013, organizó una celebración en República Dominicana.

Luego de casi seis años de matrimonio, Álvarez confiesa que se encuentra feliz con su pareja y que tiene una vida sexual plena. “Yo soy una mujer multiorgásmica y me gusta el sexo. Me he liberado de los tabúes y trabajado por mi libertad, no libertinaje sexual. Yo tengo sexo responsable con una sola persona y lo hago con afecto por el medio. Pero, si soy libre cuando voy a la cama con mi pareja y me entrego. Yo soy libre”, confesó la sexóloga de 66 años.


¡Ay mamá! Una dominicana que canta y baila

Nancy Álvarez tiene una afición a la música. Fue cantante desde muy temprana edad. Y luego de adulta, ha presentado un espectáculo en el que habla de sexo y canta boleros. Ella también es conocida como una apasionada bailarina con destreza especial para los ritmos caribeños. Y le confesó a CASA Magazine que es una dedicada cocinera.

¿Quién es su cantante de bolero preferida entre Olga Guillot y La Lupe?

NA: Fui una gran amiga de Olga Guillot. Creo que fue una gran cantante. Pero, entre las dos, me encanta La Lupe. Me encanta el sentimiento y la fuerza que La Lupe imprimía en sus canciones.

¿Su ritmo preferido para bailar entre el merengue y la bachata?

NA: El merengue, el merengue, el merengue. La bachata es un ritmo muy lindo. Era prohibido en mi país porque es un ritmo muy sensual. Pero, es mucho más difícil de bailar que el merengue. Este es más melodioso y permite más cosas que la bachata. Y si el merengue es de Juan Luis Guerra, mejor.

¿Cuál prefiere para degustar entre el sancocho y el mangú (puré de plátano verde)?

NA: Me gustan los dos. Ahora, el sancocho, si lo hago yo, y usted lo prueba, no vuelve a comer otra cosa. El sancocho que yo hago es el que yo prefiero. Y la receta es sencilla. Yo uso chuletas de cerdo ahumadas y pollo orgánico. Yo no le hecho tantas carnes, porque debemos comer sano, con poca grasa. Le echo muchas verduras, mucho cilantro y algún tubérculo. El sancocho es maravilloso y el mangú, ¡Ay mamá!    


English Version

Leave A Response »

You must be logged in to post a comment.

Find us on Facebook

Tweets