Gulliver y los gigantes

admin November 10, 2017 0
Gulliver y los gigantes

Un día, en medio de una espantosa tempestad, el barco en que Gulliver realizaba un nuevo viaje, naufragó. Gracias a sus cualidades de excepcional nadador, pudo alcanzar una isla donde las matas de cebada eran tan altas que parecían arboles.

Inesperadamente, el viajero fue a encontrarse en la palma de la mano de un hombrón gigantesco que le miraba con curiosidad. Creyendo haber encontrado un gracioso muñeco, se lo llevó a su hijita que, a pesar de sus pocos años, abultaba mucho más que Gulliver. En escasos días, éste aprendió el idioma de los gigantes.

Pasado algún tiempo, el hombrón que se había apoderado de él lo metió en una caja y se lo llevó de feria en feria para exhibirlo. El gigante estaba encantado, pues ganaba más dinero que nunca.

Al despertar Gulliver una noche, se encontró ante dos gigantescos ratones que le miraban con curiosidad. inmediatamente, desenvainando la espada, les dio muerte.

-Es un valiente -dijo el rey.

La reina afirmó. Entonces se lo llevaron a vivir a palacio y le demostraron tanto afecto que Gulliver se encontraba realmente bien allí.

Leave A Response »

You must be logged in to post a comment.

Find us on Facebook

Tweets