El sueño americano de Marco Rubio

admin March 8, 2016 0
El sueño americano de Marco Rubio

ENTREVISTA EXCLUSIVA CON EL SENADOR Y PRE CANDIDATO PRESIDENCIAL

Redacción/CASA Magazine

Conversamos en entrevista exclusiva con Marco Rubio, el aspirante más joven a la presidencia de los Estados Unidos. En poco más de una década, pasó de ser un diputado en el Congreso de Florida a estarse disputando la candidatura presidencial por el partido Republicano. “Estados Unidos es el único lugar del mundo donde puedes llegar a ser algo, aunque tus padres no sean ricos”, afirma.

Marco Rubio dice encarnar el sueño americano. Su abuelo nació en un pequeño pueblo de la provincia cubana de Santa Clara. Luego de dos generaciones, el nieto, Marco Antonio, quien se graduó como abogado, es Senador por el Estado de Florida. Y además, ese joven político de 44 años, quiere convertirse en el primer presidente hispano de la historia de los Estados Unidos. Y de ser electo, sería uno de los presidentes más jóvenes de la historia también.

La velocidad no es algo a lo que le tema Rubio. “Toda mi vida me he esforzado por construir mi propio futuro”, asegura. El senador descartó la idea de dejar para otro momento su aspiración presidencial. Incluso, se enfrentó a quien fue su padrino político, Jeb Bush. Rubio ha llegado a la última etapa de la carrera presidencial del partido republicano como uno de los tres candidatos con opción de ganar la candidatura. Rubio nos explicó sus propuestas políticas y sus gustos personales.

“Este país necesita nuevos líderes, con nuevas ideas, que se ajusten a este momento en nuestra historia. Los “showmen”, o los políticos, que dicen cualquier cosa para ser electos, están de más”.  Marco Rubio

Habla el candidato

Siendo inmigrantes hispanos, ahora ciudadanos norteamericanos, que vivimos y trabajamos duro en Estados Unidos, y que hemos escuchado tantos comentarios negativos de los candidatos republicanos, ¿Por qué deberíamos nosotros, nuestras familias y amigos, votar por un republicano como usted?

Marco Rubio: Mis padres llegaron a este país como inmigrantes en 1956, sin nada en sus bolsillos. Pienso con frecuencia sobre lo duro que debió ser la experiencia de salir del único país que conocían para comenzar desde cero sin hablar la lengua del nuevo país, sin dinero y sin conexiones. Pero doy gracias a Dios que lo hicieron, porque esa decisión de venir a América cambió el curso de sus vidas; mi vida; y la historia de nuestra familia.

Mis padres y abuelos no consiguieron lo que querían de la noche a la mañana. Por muchos años, después de llegar a este país, ellos lucharon para construirse una nueva vida aquí. Pasaron por muchos contratiempos, y hasta llegaron a dudar de si podrían lograr sus propósitos. Pero, finalmente, el milagro que significa vivir en América se hizo realidad. Su vida cambió en forma definitiva, como les ha sucedido a millones de personas que comenzaron una nueva vida en este país a lo largo de la historia.

Ellos consiguieron puestos de trabajo estables. Lograron tener una casa propia. Y más importante, pudieron dar una buena vida para mis hermanos y para mí. Ellos no llegaron a ser ricos, o famosos, y no se detuvieron a disfrutar de las cosas que iban consiguiendo. Ellos participaban del sueño americano para que sus  hijos pudieran tener un mejor futuro. Un futuro lleno de oportunidades. Quiero que América continúe brindando esas oportunidades. Esa es la razón por la cual  soy candidato a Presidente. Eso es lo que me impulsa y en lo que baso mis propuestas para liderar este país.

Seré un presidente que gobernaré para todos, bien si me han apoyado o no. Voy a proteger y garantizar la seguridad de este país. Fomentaré una economía libre en la que se puedan crear buenos empleos. Voy a modernizar nuestro sistema educativo para que las personas puedan adquirir las habilidades para obtener esos buenos empleos. Voy a trabajar para resolver dos grandes temas: la deuda y nuestro sistema atrasado de inmigración. Será mi gran reto como Presidente. Vamos a conseguir una solución en esos temas.

¿Cree que el hecho de que usted es joven y apuesto le puede ayudar o hacerle daño en las elecciones? ¿No teme lo que comparen con los presidentes demócratas Kennedy o Bill Clinton?

MR: ¿Será que mi esposa les sugirió esa pregunta? Jajaja… Hablando ya con seriedad, yo creo que este país necesita nuevos líderes, con nuevas ideas, que se ajusten a este momento en nuestra historia. Los “showmen”, o los políticos, que dicen cualquier cosa para ser electos están de más. Cuando me estaba planteando ser candidato a Presidente, mucha gente me dijo que esperara mi turno. Mi respuesta fue, ¿esperar a qué?

La realidad es que no podemos seguir esperando para solucionar los grandes desafíos que enfrenta nuestra nación. Es hora de pasar página a los líderes del pasado y seguir adelante con nuevas ideas y nuevos líderes para este nuevo siglo americano. Y permítame decir que no puedo esperar para enfrentar a Hillary Clinton o Bernie Sanders, este otoño. Voy dejar en evidencia la verdad sobre sus ideas y su agenda: ellos dos son una reliquia del pasado. 

En mis actividades de campaña electoral, me he dado cuenta que son muchos los norteamericanos que coinciden conmigo, y que me apoyan. Yo pienso que el sistema de libre empresa es el sistema económico que garantiza mayor bienestar para quienes están buscando salir adelante en este país. Fue el sistema de libre empresa lo que permitió a mis padres tener éxito y puede contribuir a la superación de millones de personas en el siglo XXI. Pero, este sistema necesita ser revitalizado con el nuevo liderazgo e ideas que yo ofrezco.

Piense más allá de las diferencias entre los partidos políticos, ¿Cuáles cualidades de los grandes presidentes norteamericanos le gustaría a usted replicar si llegara a ser presidente?

MR: Más allá de la visión, liderazgo y políticas que aspiro llevar a la Casa Blanca, nunca olvidaré mi lugar de procedencia. Todos los días que llegue a la Oficina Oval, lo haré con los recuerdos de haber crecido y vivido en la casa de mis padres. Voy a recordar sus luchas; sus días buenos y los malos. Siempre tendré en mente a los millones de personas en todo el país que hoy en día están tratando de sobrevivir con lo que ganan y de criar sus hijos. Esas fueron las preocupaciones de mis padres. Y quiero ser un presidente que de un buen ejemplo. Quiero ser un factor de unidad y que busca estimular los mejores valores de los norteamericanos.

No olvidaré que lo que hago desde la Casa Blanca y la Oficina Oval nunca será tan importante como el trabajo que hacen cada día millones de familias. Mi trabajo como Presidente será asegurarme que las personas tienen la libertad de vivir sus vidas y criar a sus hijos según la fe y los valores que les quieran inculcar ellos. Y voy a asegurarme que las políticas de nuestro país sean modernas, que puedan ayudar a la población a aprovechar las oportunidades que el siglo XXI nos ofrece.

“Estoy impaciente por enfrentar a Hillary Clinton o Bernie Sanders este otoño. Voy a dejar en evidencia la verdad sobre sus ideas y su agenda: Ellos dos son una reliquia del pasado”. Marco Rubio

Los gustos de Rubio

¿Cuál es su comida favorite?

MR: La pizza.

¿Qué deporte le gusta practicar con sus hijos?

MR: El fútbol es mi deporte favorito. Yo disfruto mucho el involucrarme con el equipo infantil de futbol de mis dos hijos. Una de mis hijas se dedica a la disciplina del atletismo y la otra practica equitación. Me gusta que todos mis hijos estén involucrados con el deporte. La práctica deportiva les enseña valiosas lecciones de vida y de trabajo duro. Creo que con el deporte, mis hijos van a aprender a tener disciplina; a desempeñarse bajo presión, y a trabajar en equipo.

¿Le gusta bailar? Y ¿qué tipo de música baila?

MR: Yo solía bailar más cuando era más joven. Especialmente me gustaba bailar hip-hop, música electrónica (club Music), y salsa y merengue. En los últimos años, lo que me gusta bailar es la EDM (Electronic Dance Music).


English Version »

Leave A Response »

You must be logged in to post a comment.

Find us on Facebook

Tweets