El pueblo de las cien bodas

admin September 15, 2017 0
El pueblo de las cien bodas

Al llegar la noche, los muchachos encantados vieron una luz temblorosa que se acercaba a ellos. Era el hada malvada que, linterna en mano, iba a inspeccionar sus estatuas encantadas. Florindel susurró a sus amigos:

-¡Haceos los dormidos y confiad en mí!

Cuando tuvo al hada cerca, aunque estaba sujeto por los pies, pudo alargar los brazos y ahogarla. En aquel momento todos sintieron que los pies se les despegaban y se lanzaron hacia el castillo, cuyas puertas se abrieron sin más que tocarlas con las plumas. Después corrieron hacia las jaulas y fueron abriéndolas con sus llavecitas de oro. Entonces los pájaros se convertían en muchachas. Eran novias de todos ellos y a la semana siguiente en el pueblo se celebraron cien bodas al mismo tiempo. Pero la pareja más agasajada fue la formada por Florinda y Florindel, que fueron felices durante muchísimos años.

Leave A Response »

You must be logged in to post a comment.

Find us on Facebook

Tweets