Cuarenta Años Después de la Dictadura

admin January 13, 2016 1
Cuarenta Años Después de la Dictadura

España

Por Morgan Smith

Es 15 de noviembre, un día bastante frio y nublado. Estamos en Belchite, un pequeño pueblo de 1,500 habitantes unos cuarenta kilómetros al este de Zaragoza, España. En cinco días, los españoles celebrarán los cuarenta años de la muerte del Generalísimo Francisco Franco, dictador que gobernó España desde el fin de la guerra civil española en 1939 hasta su muerte en 1975. Ésta había sido una guerra brutal con más de 500,000 muertos en una población de aproximadamente 25 millones, seguido por muchos años de represiones, exilios, venganza, pobreza y sufrimiento. Estuvimos en España dos veces durante su dictadura – 1966 y 1974 – y el sentido de temor y represión era muy evidente.

Aunque es un pueblo pequeño y aislado en el campo de Aragón, Belchite es uno de los símbolos de la guerra más poderoso en todo el país. En agosto de 1937, las fuerzas republicanas iniciaron un ataque contra las tropas de Franco con la idea de capturar Belchite y después Zaragoza, la capital de Aragón. La batalla por Belchite duró más de una semana con 6,000 muertos y el pueblo destrozado. (Murieron veinte americanos que eran voluntarios en el Lincoln-Washington Brigade.) Después de la victoria de Franco en 1939, él envió presos republicanos a Belchite para reconstruir el pueblo. Pero en lugar de reconstruir el pueblo, él decidió construir un pueblo nuevo al lado de las ruinas y dejar las ruinas como símbolo de lo malos que eran los republicanos y los comunistas. Como resultado, toda la zona –el pueblo nuevo tanto como las ruinas– tiene un temeroso y sobrenatural ambiente. Cuando lo visitamos, no había nadie por las calles – ni un perro o una oveja.

Para la gran mayoría de los españoles, la memoria de Franco es algo muy distante. Se veían artículos en los periódicos; pero muy pocos. España es una democracia muy fuerte y es número 14 en el mundo en cuanto a su economía. Pero durante nuestra breve visita pudimos ver señales de problemas que aún persisten.

Desempleo

En abril el nivel de desempleo en España fue 22.7%. Fue 10.5% en Francia y 13% en Portugal, sus vecinos, y solamente 5.4% en los Estados Unidos. El problema es, en parte, la falta del sistema educativo. Hay poco énfasis en aprender inglés, la lengua de negocios y en el aprendizaje de tecnología.

Corrupción

Este es el tema más discutido. La corrupción de Jordi Pujol, el líder del gobierno catalán desde 1980 hasta 2003 y sus hijos, por ejemplo. La corrupción de la Princesa Cristina y su marido, Iñaki Urdangarín por fraude. (Su hermano, el Rey Felipe VI le removió su título de princesa el junio pasado, una desgracia enorme para el concepto de la monarquía.) Pero la corrupción no solamente afecta a los más conocidos, es una cosa que afecta a todos los partidos políticos y resulta en un enorme sentido de desilusión. “Cuando hay poder, hay tentación,” dice un taxista en Barcelona.

Los catalanes y el Movimiento de Independencia

Esto es un discurso –o sea, lucha– que no va ni parar ni resolverse. Aunque los líderes catalanes dicen que tienen una gran mayoría en favor, los catalanes con quienes yo hablaba dicen algo diferente. Ven este tema como una gran distracción en una época en donde hay problemas mucho más serios como la economía y el alto nivel de desempleo.

No obstante estos problemas, es clarísimo que los cuarenta años después de la muerte de Franco han sido enormemente exitosos. España es una democracia, algo que Franco nunca quería ver. Eso nunca cambiará.


English Versión »

 

One Comment »

Leave A Response »

You must be logged in to post a comment.

Find us on Facebook

Tweets