Crisanta Durán Navidades con sabor hispano

admin December 12, 2016 0
Crisanta Durán Navidades con sabor hispano

Redacción/CASA Magazine

Conversamos sobre la navidad con la política demócrata, Crisanta Durán. Esta joven política, que nació y creció en Colorado, proviene de una familia hispana con al menos seis generaciones radicadas en Pueblo, Colorado. Nuestras otras entrevistadas, Sandra Morales y Raimunda Carrión, crecieron en Michoacán y Durango respectivamente. Ellas nos contaron cómo celebran la navidad desde que viven en los Estados Unidos. Y nos prepararon típicos platos navideños de sus regiones de origen. 

Durante estas vacaciones decembrinas, Crisanta Durán se prepara para asumir el cargo de Presidenta de la Cámara de Representantes de la Asamblea Legislativa de Colorado. Ella es la primera mujer de origen hispano en ocupar ese cargo. “Para mí es un honor el que mis compañeros legisladores me hayan escogido para presidir la cámara”, nos dijo. Crisanta ha tenido una carrera política ascendente. Con tan solo 36 años, ya ha sido líder de la Mayoría de la Cámara de Representantes y Presidenta del Comité Bicameral de Presupuesto. 

Crisanta pasará la navidad en su residencia al noroeste de Denver. Allí recibirá a su familia materna y paterna que vendrá desde Pueblo. “Tengo claro que las festividades navideñas son para pasarlas en familia y compartir con los seres queridos”, dijo. Ella continuó, “este también es un tiempo para hacer felices a los más pequeños de la casa”. Crisanta está entusiasmada en pasar el tiempo de navidad con sus dos sobrinos, Roman and Shawn, que son hijos de su hermana menor.

El hablar sobre la navidad le trae a Crisanta algunos recuerdos de cuando era niña. “Viene a mi mente, mi tía Sandy. Ella me regaló una joya cuando yo era una estudiante de primaria. Ese regalo tuvo un gran impacto en mí y siempre he cuidado de esa joya”. Crisanta nos contó que su tía Sandy, enfermó de cáncer y murió poco tiempo después, sin haber cumplido los cuarenta años. “Ella tenía una gran sonrisa y nos daba amor en nuestra visita a Pueblo durante la navidad”, dijo.

Celebraciones en Pueblo

Crisanta también recordó con cariño las reuniones familiares decembrinas que vivió en Pueblo, “Viajábamos cada navidad y allá nos reuníamos con los abuelos, tíos y primos. Pasábamos la víspera de la navidad con la familia materna y el día de navidad con los familiares de mi padre. Eran unas reuniones familiares muy concurridas. Nos reuníamos alrededor de la mesa a jugar cartas. Pero también había música. Me gustaba escuchar y cantar ‘Feliz Navidad’”, dijo.

Ella aseguró tener en su mente el recuerdo de sus abuelas, Eva y Alice, preparando grandes platillos. “Son unas increíbles cocineras, pero todo el mundo participaba y las ayudaba. Preparaban pavo, jamón, y carne de res. También era tradición el preparar venado, que era cazado por algunos familiares”, indicó. Crisanta asocia el encanto y el sabor navideño con los tamales y los bizcochitos. Estos dos platos, los tamales y los bizcochitos, reproducen recetas que han pasado de generación en generación en la familia de Crisanta.


Sandra y Raimunda: La experiencia de inmigrantes

A diferencia de Crisanta que nació y creció en Colorado, nuestras otras dos entrevistadas, Sandra Morales y Raimunda Carrión llegaron desde México. Sandra nos comenta que ella ha adoptado muchas tradiciones norteamericanas a su celebración. “A mis hijos les encanta que en la cena de navidad tengamos jamón ahumado decorado con piñas y clavos de olor. Además, incluyo puré de papas. Y yo preparo pavo; pero lo adobo con chile guajillo. Quiere decir que, a un plato norteamericano, le pongo una sazón mexicana”, contó.

Sandra llegó desde Michoacán en 1993. Aquí en Colorado constituyó su familia hace 20 años. Raimunda también se mudó a los EE.UU. hace 20 años. Pero ella proviene del norte mexicano. Nació y creció en Durango. “En mi casa, celebramos con una cena la noche de  víspera de navidad, o Nochebuena. Pero, al siguiente día nuestros amigos son bienvenidos para comer ‘el recalentado’, o lo que quedó de la noche anterior”, dijo. “Al emigrar, adoptamos como familia a los amigos que hemos conocido aquí. Y hemos aprendido que también se celebra el 25 de diciembre”, dijo.

Sandra y Raimunda se han adaptado a la manera como se celebra la navidad en el país al que emigraron. Pero, ellas también cultivan el arte culinario mexicano; ambas son integrantes de la cocina incubadora COMAL en Denver. “Nos encargamos de preservar recetas tradicionales típicas de nuestro lugar de nacimiento”, explicó Sandra. Ellas nos prepararon platillos que formaban parte del menú navideño tanto en Michoacán como en Durango.

El menú

“El ‘pozole’ de gallina, pollo, o pavo, es un plato muy común para la cena navideña en México. En Michoacán lo preparamos con maíz morado y chile guajillo. Ese chile le da el color rojizo. Otras personas en mi región prefieren comer ‘menudo’ en Navidad. Cualesquiera de los dos caldos son tradicionales para esa fecha”, comentó Sandra. Mientras, Raimunda nos indicó que, en Durango, los tamales son indispensables en la celebración de esta época del año. “Pueden ser con puerco; con pollo; o de rajas con queso. Y los tamales dulces tampoco pueden faltar”.

Sandra indica que la celebración navideña mexicana no estaría completa sin los buñuelos, el atole y el ponche. “Los buñuelos se pueden comer a cualquier hora del día. Son un postre y un aperitivo. Se consumen con miel y deben estar crujientes”, dijo. Esta michoacana indicó que el poche con frutos también acompaña la cena navideña. “Yo lo preparo con guayaba, jamaica, tamarindo, y manzana”.  Mientras, Raimunda indica que en Durango no se toma champurrado sino atole, que se hace con trigo. “Lo tomamos para acompañar la cena” explicó.


English Version

Leave A Response »

You must be logged in to post a comment.

Find us on Facebook

Tweets