Acuérdese de proteger sus ojos

admin August 7, 2017 0
Acuérdese de proteger sus ojos

Redacción/CASA Magazine

En los meses de verano protegemos nuestra piel y nuestro cabello del sol, pero solemos olvidarnos de los ojos. Sin embargo, es necesario dedicarles ciertos cuidados para prevenir molestias y futuras enfermedades oculares.

“Es aconsejable proteger nuestros ojos en todas las épocas del año, pero, sobre todo, en verano. Ya sea en la ciudad, la playa o la montaña, las radiaciones solares son más incisivas durante este periodo, lo que suele resecar el ojo y ocasionar picores, ardor, visión borrosa, sensibilidad a la luz y sensación de arenilla en el ojo”, explica Maria Serrano, optometrista. Del mismo modo, los especialistas de la Asociación Americana de Optometría indican que, si los ojos están expuestos a una cantidad excesiva de radiación ultravioleta durante un periodo de tiempo corto, es posible experimentar fotoqueratitis.

“La fotoqueratitis es algo similar a una quemadura solar en los ojos y puede resultar muy dolorosa”, alertan los especialistas de esa asociación. Los síntomas de la fotoqueratitis incluyen “ojos rojos, sensación de cuerpo extraño en el ojo, una extremada sensibilidad a la luz y un lagrimeo excesivo. Afortunadamente, estos síntomas suelen ser temporales y no es habitual que causen un daño permanente en los ojos”, apuntan. Asimismo, señalan que cuanto más tiempo permanezcan los ojos expuestos a la radiación solar, mayor será el riesgo de desarrollar cataratas o degeneración macular.

La importancia de los lentes

“No está claro cuánta exposición solar puede producir daño. Por lo tanto, siempre que pase tiempo al aire libre, póngase unas gafas de sol de calidad que ofrezcan protección ante la radiación ultravioleta y lleve también un sombrero o una gorra con una visera amplia”, recomiendan. De igual manera, los expertos afirman que unas gafas de sol de calidad serán la mejor compañía durante todo el período de verano. Así, destacan que utilizarlas es especialmente importante si vamos a exponernos al sol durante varias horas.

“Debemos tener en cuenta que hay que comprar las gafas de sol en ópticas reconocidas y no en tiendas de moda, ya que en algunos casos son sólo un bonito diseño y pueden dañar seriamente nuestros ojos. Lo más importante de las gafas es lo que no ves y se encuentra en sus lentes”, manifiestan. En este sentido, la Fundación Salud Visual indica que a la hora de comprar unas gafas de sol debemos tener claro cuándo las vamos a utilizar, para que la protección de la lente sea la adecuada pues, “no son iguales unas gafas que vamos a usar para correr que las que vamos a llevar a una caminata montañera”.

Otra de sus recomendaciones es fijarse en qué filtro de protección solar llevan las gafas, pues debe protegernos completamente de la radiación ultravioleta. También hay que tener en cuenta la calidad de las lentes ya que “las que no cumplen los certificados de calidad dejan pasar la radiación solar, independientemente de que sean oscuras”, apunta. Respecto a la montura, “las más apropiadas son las que cubren los laterales de los ojos porque evitan que entre la radiación solar. Con unas gafas pequeñas, los párpados quedan muy descubiertos ante la radiación nociva”, manifiesta.

Precaución en la piscina

La Fundación Salud Visual subraya que afecciones como la queratoconjuntivitis, la queratitis o las cataratas prematuras pueden aparecer debido al uso de gafas de sol que no han superado los controles sanitarios necesarios. “Las gafas de sol que se venden de forma ilegal y en establecimientos no autorizados no llevan lentes con filtros de protección solar adecuados, de ahí que sean el desencadenante de estos problemas”, añade. Además de utilizar unas gafas de sol adecuadas, los especialistas aconsejan proteger los ojos también dentro del agua.

“Las piscinas son un importante foco de irritaciones e infecciones oculares. El cloro irrita la conjuntiva del ojo y puede dar lugar a una queratoconjuntivitis. En la playa, la sal puede producir irritaciones”, detallan. “Es importante utilizar gafas de buceo para proteger los ojos del cloro, de la sal marina y de los hongos y bacterias que pueden estar presentes en el agua. También hay que abstenerse de nadar con las lentes de contacto puestas”, advierten. Una correcta alimentación es asimismo importante para la salud visual. Los profesionales recomiendan una dieta rica en vitaminas A, C, E y antioxidantes.

Leave A Response »

You must be logged in to post a comment.

Find us on Facebook

Tweets